SpanishEnglishStudy - Clave Changes - Finding the Clave

II. Tips para identificar la clave en la música de La Charanga Habanera:
Para saber cuándo cambia la clave, ¡primero debes identificarla! Dependiendo de la música, esto puede ser desde muy obvio a casi imposible... Afortunadamente, en el estilo de la CH la clave suele estar bastante presente. A seguir indicamos varias secciones del tejido rítmico y su relación con la clave:

1) el jamblock: Los paileros (o timbaleros) de la CH frecuentemente tocan la clave, nota por nota, en su jamblock y si escuchas con atención no te será muy difícil ubicarla. Por su puesto que ésta es la manera más directa de identificar el sentido de la clave.

2) la campana: La campana es percutida por el bongocero y tiene dos timbres: el abierto y el cerrado. El timbre abierto es extremadamente sonoro y siempre es patente en cualquier mezcla. El timbre cerrado puede estar inhumado por debajo de los demás instrumentos y puede ser inaudible aun para personas con buen oído. Los bongoceros de la CH cuentan con dos células básicas. La primera es la misma que encontramos en la salsa.

0=golpe abierto
c=golpe cerrado
x=silencio

0xcx|0xcc|0xcc|0xcc campana 2:3 (regular, o «tercera marcha») [ejemplo de audio 5]

La única diferencia entre la mitad débil y la mitad fuerte de la clave es que existe un silencio en la cuarta subdivisión del primer tiempo. La mitad débil acentuada (la subrayamos arriba) es muy fácil de escuchar si la campana recibe atención en la mezcla, pero en muchas mezclas el timbre cerrado es sumamente difícil de distinguir, y uno sólo logra escuchar:

0xxx|0xxx|0xxx|0xxx -- lo cual no ayuda en nada a determinar el sentido de la clave.

Los bongoceros de la CH también utilizan con frecuencia otra célula, la cual puede constar de ciertas variaciones en el timbre cerrado, pero siempre exhibe los dos golpes abiertos que recalcamos a continuación:

cxxx|xxxc|0xx0|xxxc campana 2:3 (una de las variación de «segunda marcha») [ejemplo de audio 6]

En esta célula las primeras dos notas de la mitad fuerte, el «3» de la clave (subrayadas arriba) son muy evidentes porque son tocadas con la fuerza de un golpe abierto. Para el principiante, puede ser un poco dificultoso distinguir el jamblock de la textura rítmica, pero es casi imposible el perderse la campana abierta, por lo cual, la utilización de esta célula resulta, para el receptor, la forma más fácil de identificar la clave. Sólo debes buscar el sonido cargado y resonante de la campana abierta y has encontrado la mitad del «3» (la mitad fuerte).

3) Las tumbadoras: Cuando se utiliza el ritmo tradicional de la salsa, la mitad fuerte (el «3») es revelada por los tonos abiertos graves que se tocan en la conga más grande (y grave):

x=amortiguaciones de la mano izquierda
S=golpe seco / slap
o=tono agudo
0=tono grave

xxSx|xxoo|xxS0|0xoo marcha de tumbadoras en clave 2:3 [ejemplo de audio 7]

Utilizar esto para reconocer la clave funciona con cierta regularidad en la música de la Charanga Habanera, pero debemos advertir que en la timba, las tumbadoras muchas veces están efectuando un tumbao melódico que es particular a una canción y que puede sin reparo alguno colocar un tono grave en la mitad débil de la clave. Especialmente en la timba más reciente, la célula anterior se ha vuelto menos y menos común. Las tumbadoras y el piano, que si bien es cierto se han vuelto en elementos más creativos y cautivantes dentro del estilo de la timba, pueden llegar a ser muy frustrantes para el timbero en ciernes que procura acostumbrarse a los sentidos de la clave.

4) El piano: para no obviar nada, incluiremos el tumbao/montuno de piano anticuado. Aunque casi nunca se lo utiliza en la timba, algunos de los tumbaos de NG y la CH a veces se asemejan a él especialmente en la mitad fuerte de la clave. Básicamente, el sentimiento de la clave está presente en todas las partes: el piano, bajo, metales, coros, y hasta en las guías improvisadas, pero sugerimos al estudiante abordar éstas en última instancia si desea salir de todo esto con algún rastro de su cordura.

0x00|x0x0|x0x0|x0x0 tumbao de piano en clave 2:3 (anterior a la timba) [ejemplo de audio 8]

cxxxxxxxxxxxxx|xxx0
x0x0|x0x0|
0x00|x0x0 tumbao de piano 3:2 (anterior a la timba)
[ejemplo de audio 9]

Ahora presentamos dos ejemplos de tumbaos de piano reales de La Charanga Habanera:

x000|0x00|0xx0|x0xx Nube Pasajera en clave 2:3 [ejemplo de audio 10]

cxxxxxxxxxxxxx|xxx0
x
0x0|x0x0|x0x0|00x0

x0x0|x0x0|0000|x0x0
x0x0|x0x0|0000|x0x0
x0x0|000x|0x00|x000
Hey You Loca en clave 3:2 [ejemplo de audio 11]

Como podrás ver, los tumbaos de piano son mucho menos predecibles en la timba y suenan mucho mejor... los ejemplos 8 & 9 son muy similares a los tumbaos de piano de cientos y cientos de temas tradicionales de salsa y charanga. Por su parte, si le muestras los ejemplos 10 y 11 a una sala repleta de cubanos, ellos inmediatamente te darán el nombre de la canción a la cual pertenecen. Cada tumbao de piano timbero es una construcción única que hace muy difícil para el estudiante de utilizar al piano como indicador de la clave. Claro que la clave está ahí como un latido. Nótese en el ejemplo 10 el acento de la cuarta nota del 2:3. El ejemplo 11 dura cuatro claves y cada compás lleva una variación distinta, pero nota que todas las cuatro empiezan rítmicamente como el tumbao de piano corriente en clave 3:2 del ejemplo 9. «Hey You Loca» también es un ejemplo extraordinario de una de las innovaciones más importantes de Juan Carlos González — la modificación de las armonías en momentos inesperados— lo cual abre todo un universo de posibilidades creativas.

Para más ejemplos de tumbaos de piano, contamos con muchísimas demonstraciones del asombroso Tirso Duarte, pianista posterior de La CH. No te pierdas el resumen de «Charanguero Mayor» al igual que el artículo de «Conversaciones en Timba». También puedes acceder a la entrevista con Duarte, o la entrevista con otro coloso del piano en Cuba, Iván «Melón» González.

5) cáscara y contracampana: Estos ritmos, tocados por el pailero, a veces son difíciles de discernir de la mezcla y frecuentemente sufren muchas variaciones en la timba, pues no son idóneos para determinar el sentido de la clave como lo son en la salsa corriente.

0x0x|00x0|0x00|x0x0 cáscara 2:3 [ejemplo de audio 12]

0x0x|0000|x000|0x00 contracampana 2:3 [ejempo de audio 13]

x00x|x000|x000|x000 contracampana de «Changuito» 2:3 - este ritmo, o una versión de éste, es frecuentemente utilizado por bateristas como Samuel Formell (Van Van) y Roicel Riverón (Manolito y su Trabuco) quienes tocan dos células de campana al mismo tiempo porque son miembros de bandas que no cuentan con un pailero que se encargue de la campana principal y un bongocero que se encargue de tocar la contracampana. [ejemplo de audio 14]

6) Bombo y caja: Estos son de interés para la clave de la timba en su historia más reciente. En los primeros discos de la CH las descripciones siguientes no aplican, pero las incluiremos para referirnos a ellas más tarde.

0xx0|xxxx|x0xx|0x0x bombo 2:3 (la célula que más se relaciona a la clave de muchas -- frecuentemente sólo se toca una subespecie de este ritmo. Nótese que el bombo intencionalmente golpea el ritmo de la mitad fuerte de la clave sobre la mitad débil, produciendo una interacción semejante a la que escuchamos en el guaguancó).

xxxx|0xxx|xxxx|xxxx caja 2:3 [ejemplo de audio 15 con bombo y caja juntos]

7) La célula de bombo más común de La Charanga Habanera (funciona bajo ambas inversiones de la clave)

xxxx|0x0x|xxxx|0x0x [ejemplo de audio 16]

miércoles, 23 marzo 2011, 03:31 am