Ilán Greenfield - De Rodolfo Cárdenas y César Pedroso

De Rodolfo Cárdenas y César Pedroso

Cuando salió a la luz que César «Pupy» Pedroso abandonaba Los Van Van, sentimientos de decepción --si acaso no fueron de escándalo-- estremecieron a los grandes aficionados del baile, debido sencillamente a que el ilustre pianista había sido eje del sonido vanvanero, pieza fundamental y personaje principal de la banda. Sus tumbaos tan particulares y composiciones tan añoradas conquistaron los corazones del público Cuba adentro y los que Cuba afuera lo han conocido. Y si bien Los Van Van sigue saludable, cortejando el «hit parade» habanero con temas de gran interés, haciendo buena música a algunos años ya de la famosa partida, no cabe duda que nunca más lo hará igual, como cuando Pupy trepaba la espina armónica de las canciones con ese contoneo tan apuesto; con esa elegancia tan inconfundible. Por lo mismo, no podemos pasar de lado una sensibilidad en cuanto a letra, ambos puntos que hoy revisten su trabajo actual en su nueva banda Los Que Son Son.

Por la época en que Pupy dejaba los tridecenarios, la vida se llevaba consigo a otro curioso personaje que hizo importante posta en los créditos de Van Van... un ocurrido decimero llamado Rodolfo Cárdenas que con brío y poesía habría colocado su rúbrica en casi todas las producciones vanvaneras de los últimos diez años. En una orquesta que tradicionalmente ha recurrido a muy pocas mentes para la composición de su material inédito, Rodolfo Cárdenas fue uno de los contados músicos externos que gozó del privilegio de aportar melodías con cierta regularidad (un tema por disco desde «El que baila gana») al extenso repretorio de la banda «embajadora de la música cubana en el mundo». En cuanto a Cárdenas, se puede decir también que sin su aporte, su gracia, su mirada franca hacia la sociedad que lo rodeaba, Los Van Van nunca más sería igual, como cuando sus versos aderezaban de picardía los folios de la música popular bailable de Cuba.

Buenos amigos

César Pedroso no sólo fue el segundo compositor más activo de Los Van Van, sino que también uno de los arreglistas más importantes. A más de crear todos los arreglos de sus propios temas, el arreglo de dos temas de Formell («Si tú te vas» y «Me basta con pensar»), tuvo la oportunidad de «resuscitar» el genio de un antiguo conguero de la Orquesta Revé, con quien mantuviera una estrecha amistad, sacando a la luz sus composiciones y eventualmente orquestrándolas para su interpretación en la orquesta número uno de la popularidad cubana. Dicha colaboración con Rodolfo Cárdenas es digna de trazarse, ha marcado una importante sensibilidad en Los Van Van, y más significativamente, en la música de César Pedroso.

Tras un ameno trabajo junto al piano en la propia residencia del percusionista, Pupy acompañaba al viejo compositor a recorrer el fraseo de sus ingenios. La gran facilidad de Rodolfo para la composición de melodías, ganchos, poemas y cuerpos enteros dio cabida a canciones de grandísima estampa, que no sólo fueron aprovechadas por Pupy, sino que también por Irakere, La Charanga Habanera, Adalberto Alvarez y la propia Orquesta Revé. Con todo, es probablemente Van Van quien mejor gozó de su talento con el popularísimo «Que le den candela».

Wednesday, 23 March 2011, 03:32 AM