Billboard Latin Music Week April 22-25, 2019 The Venetian, Las Vegas - Use Discount Code LMM19 to register and get $400 OFF the walk-up rate!!

Lo Nuevo[hide]

Fotos Del Día [hide]

cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana
All
New Album from Verny Varela y La Tropa - La Rumba No Se Acaba - Salsa Dura de Colombia

SpanishEnglishJuan Formell & Su Legado

Dedicatio to Juan Formell by Mayito Rivera"Para Juan Formell con respeto aquí tienes mi Alma de sonero"  - Mayito Rivera

Sin duda alguna, la triste desaparición física de Juan Formell ha sido un duro impacto que recibe el círculo de la música popular en Cuba y en resto del mundo. Su ausencia no solamente nos provoca un gran dolor sentimental para aquellos que tanto lo queríamos y admirábamos, sino que además, su desaparición física, a mi juicio, pudiera traer consigo cambios y posibles consecuencias negativas en cuanto a la estructura y futuro desarrollo del discurso musical y creativo del género bailable en Cuba. La ausencia física de un gran músico como lo ha sido Juan Formell será lamentable, triste, pero será un factor determinante que marcará diferencias sustanciales, dada la autoridad misma que su figura ejercía como cabeza pensante y audaz dirección, su inigualable talento creativo, la guía, el genio y la inteligencia, su experiencia, el arte y el oficio que poseía y en fin, toda su maestría - no sólo al servicio de sus Van Van - sino que también su influencia traspasa los límites e incide en todas las orquestas de Cuba, tanto para los músicos instrumentistas como para los compositores. 

Su obra es la prueba de su capacidad, demostrada a través de muchos años en la primera línea - éxito tras éxito - logra convertirse en un símbolo. Lo convierte en algo así como director de todas las orquestas a la vez - hermoso término para resumirlo - el gran director de todas las orquestas bailables. Porque es la verdad sin exagerar, hoy y siempre su obra ha sido referencia obligatoria para todos los músicos que cultivan el género. De ese modo se hace indispensable y universal a través de una propuesta y un concepto muy pero muy personal, un sonido y una cadencia diferente. Logra su propio sonido y su sello, la calidad lo hace transcender y su fórmula para tocar el bajo, aún se está analizando, asunto que fácilmente se podría asumir como tema digno para realizar una Tesis de Grado en cualquier universidad del mundo. Muchas de sus composiciones ya se han convertido en clásicos y lo clásico significa para siempre. El gran director de todas las orquestas - así le podemos llamar con toda propiedad.

Juan Formell Yoshi's December 2010Juan Formell por Tom Ehrlich @Yoshi's San Francisco diciember 2010

Reafirmo y digo que todo eso se produce desde su individualidad, poseía su propio brillo, su discurso musical, su propio universo sonoro, resultados de un talento único que será difícil igualar, mucho menos superar. En todo caso, la misión de hoy sería mantener ese legado, ese sonido y toda la grandeza de su extensa y bien lograda obra musical. Por eso considero que su ausencia, marcará grandes y serias diferencias de todo tipo, pudiendo éstas, cambiar dramáticamente el destino y dirección del ya turbulento y revuelto panorama musical/creativo cubano en los últimos tiempos, el cuál a mi juicio, sinceramente ha dejado dudas en cuanto al nivel musical y concepto de originalidad en el resultado creativo de muchos de sus protagonistas actuales.

Si analizamos y establecemos la comparación con los tiempos anteriores, llegaríamos a entenderlo bien. Para ello tan sólo, hagamos un ejercicio comparativo como, por ejemplo, imaginen hacer audiciones críticas y análisis reales serios: tema vs tema, canción vs canción, las de antes vs la actualidad. Fácilmente nos daríamos cuenta de lo que intento decir en esa aparente y fraternal competencia; sin temor a equivocarme la victoria se la llevaría la etapa anterior, que es lo mismo que decir, ganaría la etapa en donde reinaba la maestría, el nivel musical y cultural de los creadores. Era todo un panorama lleno de artistas serios y de compromiso cultural lleno de nombres relevantes, verdaderos artistas que hicieron historia y dieron honor y valor a nuestro género y a nuestra cultura en general.

Creo firmemente que toda época pasada fue mejor que hoy. Sin duda, la prueba está en que, gracias a los músicos y creadores de todos las etapas anteriores, la música de aquellos tiempos no en vano fue la que abrió el camino y nos dieron el prestigio, la fama y el respeto que tenemos hoy - comprobado y ganado con honores vs cualquier otra música del mundo. Aquella música estaba llena de valores y originalidad - todo sonaba y era diferente.

Me estoy refiriendo a casi toda la música bailable desde que comenzó todo esto - tarea para los estudiosos del tema - tan solo del 70 hasta los 90, época en que fui testigo porque la viví. Innumerables son las agrupaciones y los títulos que fueron exitosos ejemplos de buen gusto y popularidad. Hubo también muchos otros grandes compositores que se destacaron en la misma época pero Juan Formell fue un líder en eso, un guía y un ejemplo a seguir, uno de los baluartes más connotados y prolíferos con resultados gigantes. 

Él fue capaz de recuperar el atractivo y el gusto por la música bailable allá en los años 70 cuando creó la orquesta Los Van Van. Pero pienso que debió haber comenzado a escribir y preparar música desde los años sesenta, cuando todo era confusión, cuando todo era chicle y rock and roll - etapa muy difícil en Cuba. Lo hizo con determinación, valentía, inteligencia y sencillez magistralmente. Formell logra reflejar la vivencia de un pueblo y representarnos en sus letras devolviéndonos el alma al cuerpo. Cronista por excelencia asume la idea de los mejores exponentes del son tradicional, los llamados reyes del doble sentido - fanático y fiel admirador de Ñico Saquito y Faustino Oramas el Guayabero. Revive y renueva la idea del doble sentido y la picaresca cubana pero haciéndonos bailar casino. Él lo sabía, esa era su obsesión y su misión en la vida. El bailador mismo se convierte en su fuente de inspiración más pura, y todo lo hizo desde y para ellos con estilo, elegancia, inteligencia y distinción, refinado, con sencillez y un swing distinto regalándonos su personalidad y su propia mente, su pasión, su nivel de compromiso, su peculiar estilo y su talento indiscutible en función de la alegría de un pueblo, que en aquel entonces ya podía disfrutar de una letra buena, podía bailar sabroso podía sonreír bailando y hasta podía enamorar a través de una canción de Juan Formell.

Estas son bondades del cielo, dones y atributos que regala el gran poder supremo que te ilumina desde que naces. Se desarrolla y se perfecciona con la experiencia del tiempo, pero con eso se nace. Formell fue tocado por la gracia de un ser poderoso, quien le entregó una misión. Este a su vez lo logra, por eso es tan grande.

Ante su desaparición física, las palabras maestría y compromiso se mezclan hoy como un reto, mantener el estilo, la sonoridad y seguir siendo un ejemplo de creación musical y popular será una ardua tarea. Hace falta mucho talento para escribir letras y hacerlo con buen gusto, al mismo tiempo hacer la orquestación y lograr desembocar en un montuno que lleve un tumbao imponente y la gracia inteligente de un estribillo pegajoso que resuma y la audacia del mensaje y nos deje una moraleja. Ese es el dilema - la picardía de una buena canción salido de tu propia imaginación…original. Eso es Juan Formell - una filosofía de vida, un creador que rompe los esquemas y se atreve, auténtico siempre, original sin copia.

A diferencia, y no como muchas orquestas en la actualidad, que con toda impunidad y descaro utilizan con gran falta de respeto y sin ninguna ética lo que con original amor fue creado. Son “compositores” y músicos de poco nivel, que sin compasión roban los códigos de otros creadores, después la transforman, la enmascaran y se creen triunfadores, engañando al mundo. Son como computadoras - cortan y pegan canciones, ocultando sus carencias y su escaso talento. Se roban hasta la autoría y saquean la maravillosa obra. Saquean el tesoro que ha producido la fórmula Juan Formell y Los Van Van e intentan adjudicarse los triunfos. No lo conseguirán jamás porque todos sabemos que son falsos. Son copiadores de baja calidad que por sus actos vandálicos en la música, jamás serán respetados por la historia.

En Juan Formell letra, música y orquestación con buen gusto y calidad fueron prioridades, herramientas indispensables y muy difíciles de combinar en un tema, para lograr un hit o un éxito popular. Se trata de maestría y responsabilidad además del compromiso individual ante la superación en cada creador y artista verdadero cada día de la vida va pastoreando y degustando mil ideas que corren en su mente, cual rebaño desafiando las musas de la imaginación.

Hoy, la misma orquesta Los Van Van tiene ante sí un gran reto y el desafío enorme. Será la responsabilidad de todos los integrantes, a los cuales me incluyo con humildad pues también me siento parte de esa historia, hoy y para siempre - defender su obra a capa y espada. Será la mejor forma de honrarlo para que Juan Van Van no muera y siga siendo un ejemplo musical para las generaciones de hoy y del futuro. Sin duda, estoy seguro que trabajaremos para lograrlo. Les aseguro que el maestro nos enseñó y brindó muchas lecciones. Espero que supimos aprenderlas ahora nos toca.

Ante la realidad de su muerte surge la incógnita de tomar el buen camino y los derroteros que a partir de hoy mismo tomará la música popular bailable en Cuba pues el liderazgo alcanzado por Formell y Los Van Van ya ha sido establecido y muy bien ganado a través de tantos años de consagración, acostumbrado al éxito y la confianza  de sus ideas creativas de ahí la importancia de su desaparición, una obra musical viva, llena de colores y matices, de cuyo contenido y valor siempre estuve consciente desde mi integración por casi 20 años.

Mayito Rivera con Los Van van - Buenos Aires 2001Con Los Van Van - Buenos Aires 2001

Recuerdos de Formell

Llegué a Van Van convocado por el mismo Juan Formell en marzo 1993 - hasta 10 de octubre 2011 una carrera muy intensa y fructífera de la cual me siento muy orgulloso. Faro y guía fue Juan - un líder natural - que imponía en todos un absoluto respeto y que siempre tuvo la última palabra. Buen padre y buen hijo, sólo lo vi llorar una vez por los años 1993-94 cuando murió su madre, María Cortina, a quien creo profesó un gran amor al igual que su padre quien fuera su primer maestro. Ese recuerdo, de haberlo visto llorar, me hace comprender su sensibilidad ante lo importante demostrando que llevaba amor en su corazón. Además de ser una persona y un hombre muy gentil y muy dulce con todo aquel que lograra llegar hasta él. 

Anécdotas tengo muchas pero hay una en particular que me dejó impresionado y orgulloso. Fue en una ocasión en que yo fui convocado a un ensayo en la casa del gran maestro Chucho Valdés. Allí nos reuníamos para organizar un concierto de Irakére al cual tuve el honor de participar. Por supuesto que siempre es un honor visitar la casa de alguien tan importante y prestigioso. Chucho es uno de los pianistas más importantes del mundo desde hace tiempo, y algo muy curioso llama poderosamente mi atención y mi curiosidad. En el mismo salón donde Chucho tenía el piano habían dos grandes afiches que cubrían la pared. Eran las fotos de dos personajes. Uno era el gran boxeador Mohamed Ali y el otro afiche - uno al lado del otro era - nada más y nada menos que Juan Formell. Me impresionó tanto aquel detalle que no pude evitar preguntarle a Chucho Valdés qué significado tenían esas dos figuras en su salón privado donde tiene y estudia su piano. La respuesta fue emocionante y aleccionadora. Me llene de orgullo al escuchar en la voz y criterio de Chucho Valdés cuando me dijo, “Mayito, esos cuadros están allí porque son mis dos ídolos” - Mohamed Alí y nuestro Juan Formell. Eso es simplemente extraordinario, por eso lo comparto con ustedes.

Años más tarde no me sorprendí y más bien lloré emocionado durante la entrega del Título Hororis Causa otorgado al maestro Juan Formell en una emotiva ceremonia celebrada en teatro Amadeo Roldan en donde nuevamente y para sorpresa de todos aparece la figura enorme del maestro Chucho Valdés quien le entrega en sus manos dicho diploma y le ofrece como regalo una ejecución en versión a piano solo de “La Candela” - tema escrito por Juan Formell y que según Chucho Valdés constituye una obra maestra. Allí estábamos todos juntos emocionados y orgullos de nuestro director - el director de todas las orquestas - Juan Formell.

Gran conocedor de la música, contador de chistes e historias llenas de alegría y emoción jamás dejaremos de reír recordando sus anécdotas. La forma y estilo en que las contaba era algo único. Un artista completo, te podías quedar sin aliento, muerto de la risa con sus chistes. Nadie lo superaba, algo así como un cuentero donde a cada historia le imprimía su sabor y creatividad, con habilidad, audacia y rápido como rayo de luz.

Era inevitable hacer silencio y escucharlo no dejaba na’ pa’ nadie...arrasaba. Su nivel creativo y experiencias acumuladas durante su vida eran para hacer el libro. Juan Van Van sería un buen título para algún día escribir ese libro.

Juan Formell & Mayito RiveraFoto por Tom Ehrlich Yoshi's San Francisco diciembre 2010

Creo haberlo conocido muy bien. Logré una relación muy profesional y una comunicación plena, seria y espontánea. Pero lo más importante, siempre pude llevarme de Juan algo valioso, una lección un aprendizaje. Me siento honrado de haber logrado el respeto mutuo y no tengo duda que me estimó de manera especial.

Disfrutaba escribir canciones para que yo las interpretara. Sin ánimo de vanagloriarme y con toda humildad, creo fui su cantante más frecuente. Y pa’ decirlo en buen cubano -  siempre me daba la bola en los momentos cumbres cuando la jugada estaba apreta’ y el mambo estaba duro...cuando había que cantar, ahí cantaba Mayito. Dentro de mis memorias llevo ese orgullo, porque profesionalmente creo haber ganado su respeto. Le di mi corazón en cada interpretación pero con Juan, había que cantar y comerse la tarima. Hoy el mejor premio haber sido la voz de su alma...no hay mejor regalo ante la pasión y la responsabilidad del arte. Es verdaderamente un gran Honor.

Hoy tengo que decir…
por todo eso
…gracias Formell…

Le gustaba la creación y superación de todos sus músicos. Me brindó ayuda y apoyo en todas las oportunidades. Por la dicha de ver con admiración la importancia musical de sus componentes en aquellos años. Era simplemente un alto honor el haber sido seleccionado por el mismo Juan Formel orquesta...orquesta que por aquellos años cumplía su 24 aniversario de fundación así que ¿cómo poder resistirse a formar parte de ese suceso? Que además ya se convertía en una leyenda viviente, parte de la cultura del cubano - detalle este, que Juan Formell logra sólo, escribiendo buenas canciones salidas de su imaginación y de su corazón sin ayuda de nadie ni nada, auténtico natural y original, capacidad creativa que Dios le regalo y que supo compartir con nosotros los cubanos y para el mundo.

Formell me dijo muchas veces que componer y hacer bailar al cubano es algo muy difícil y complicado, porque la cosa no era hacer un tema bueno, un hit y ya. Se trata de algo más profundo. Después es más grande la exigencia del bailador y entonces hay que vivir para ellos. Una tarea de gigantes, decía que hacer feliz al bailador cubano es el reto más difícil de cualquier compositor en este mundo de música popular.

Mi relación con Juan Formell era de un gran respeto profesional y en lo personal también. Sentí su apoyo desde el comienzo. Yo venía del mundo de la nueva trova. Y cursaba el 5to año del ISA, a punto de graduación, combinaba la carrera profesional con el estudio. Yo era un joven muy inquieto y dinámico dispuesto siempre a interpretar sus ideas. Me identificaba fácil con Formell. Conversábamos de música y se sentía muy motivado en la creación. En cada disco me escribió tres o cuatro temas. Yo asumí la música de Van Van como un reto. Desde el comienzo sabía de la importancia que ellos ejercían. Y no olvidemos el honor que significaba formar parte de una agrupación de tanto prestigio al lado de cantantes como Pedro Calvo, Ángel Bonne y músicos como Cesar “Pupy” Pedroso, Samuel Formell y la escuela de Changuito - nuestro maestro y guía de la percusión cubana.

Estar al lado de Formell fue todo un honor y un aprendizaje constante, que hasta hoy me emociona. Su ausencia es triste sabiendo que aún queda mucho por hacer. Me hubiera gustado que me hubiera visto ya con mi nuevo proyecto, mi nueva banda y me hubiera gustado cantar para él una vez más pero el destino no lo quiso.

La salida

Mi salida se produce el 10 de octubre del 2011. Desde hacía algún tiempo atrás mi deseo de hacer otras cosas, cantar un poco más libre, buscando opciones diferentes de desarrollo, recibía muchas oportunidades y algún que otro contrato de trabajo en el exterior etc. Poco a poco se convertía todo en un problema. En otras palabras no podía hacer las dos cosas.

Sinceramente a mí Formell me brindó todas las oportunidades que le pedí. Siempre me dio un chance y me permitió viajar extra Van Van. Pero llegó un momento en que no pude asumir las dos cosas. Creo honestamente que Formell me dio muchas oportunidades, quizás abusé un poco, cada vez eran más y más los deseos y los permisos de salida. Fue bondadoso conmigo por encima de todos viajé y canté en varios países extra Van Van. Siempre me firmaba la cartica, el autorizo documento indispensable para comenzar cualquier trámite. Pero también sé que no fueron privilegios regalados, sin razones y sin motivos. Supe ganarme esa confianza y esas oportunidades que él aprobaba y que nunca deje de solicitarle. Él sabía que no eran privilegios. Era su forma de complacer las inquietudes musicales cada vez más crecientes de cualquier músico - artista verdadero inconforme. Trabajé con tesón y quería abrirme otros horizontes. El único problema era la incertidumbre y de saber resistir la añoranza al tomar otro camino.

Honestamente esta situación tuvo que haber influido negativamente sobre los demás integrantes de la orquesta al punto que, en mi ausencia todos estuvieron de acuerdo en sustituirme. Nadie salió en mi defensa. Evidentemente no comprendían, no encontraron razones para justificar el arte y mi deseo. Al maestro no le quedo opción. Asumí con valentía la decisión, y no guardo absolutamente ningún rencor. Lo único triste fue, que no me dieron la oportunidad de despedirme cara a cara y poder explicar que si cantar y buscar otros caminos es algo grave, me hubiera gustado pedirles perdón a todos y despedirme igual pero con un abrazo. Y no tuve esa oportunidad. Sabiendo que se ha especulado mucho sobre mi salida de Van Van, no me queda más remedio que contar la verdad.

Lo que se bota es la basura…
Saquen ustedes sus propias conclusiones.

El reencuentro con Juan Formell

Mayito Rivera & Juan Formell el último abrazoFue entonces el pasado 12 de diciembre del 2013 en el marco de la condecoración. Fui parte de un grupo de artistas a quienes se les entregó un reconocimiento importante.

Allí es que me reencuentro con el maestro Juan Formell a quien no veía desde octubre del 2011. Allí es donde nos reencontramos y de la forma más pura y espontánea, como si nada hubiera pasado, nos estrechamos en un abrazo que más que un abrazo fue un gesto importante para mí; un acto de grandeza humana que en un instante me devolvió la fe y aclaró todas mis dudas. Además me invito a cantar y días después celebramos juntos el aniversario de Artex en La Tropical.

Mi carrera actual

Desde hace casi tres años tengo un contrato firmado con una compañía disquera y Editora musical. Termidor Musikverlag en Alemania y pertenezco a su catálogo KramerArtists. Allí tengo la condición de artista exclusivo por lo que mi trabajo está dirigido por ellos, en Europa y el resto del mundo.

Casi desde mi salida de Los Van Van, mi trabajo ha estado enfocado en el plano internacional. Me mantengo haciendo giras y estoy inmerso en la etapa más creativa de mi carrera, desarrollando mi deseo de hacer mi propia obra ahora como autor e intérprete.

Invéntate una histora - front coverAcaba de salir al mercado mi trabajo discográfico Nro 6.

CD titulado:
“Invéntate una historia”
Mayito Rivera
& The Sons of Cuba...

Soy muy feliz de mi trabajo ya tengo mi propia banda y tan pronto como sea posible estaré presentando mi trabajo ante el público cubano.

Para más información:
mayitorivera.net/
y Facebook

Agradezco a todos por la oportunidad de publicar estas palabras sinceras.

De ustedes:
Mayito Rivera


sábado, 31 mayo 2014, 08:16 pm