SpanishEnglishEntrevistas - Juntos somos mucho, separados somos poco

Buena Fe Foto por Gabriel Dávalos , cortesía de Buena Fe (Página Oficial)

“Dial” es el primer “Concept álbum” que ha grabado Buena Fe. Sabemos que es por el 90º aniversario de la Radio Cubana y antes has hablado de los condiciones especiales que tiene Guantánamo con toda la música cubana y caribeña y además el radio de la base naval ¿pero cómo surgió la idea de hacer un “álbum de concepto” para la radio?

"No creo que sea el primer Concept Álbum de Buena fe, pues cada uno de los discos ha pretendido ser exactamente eso. Un álbum conceptual en el que se vea reflejada la sociedad en que nos ha tocado vivir, con las luces y las sombras propias de cualquier otra. Lo que sucede con Dial es que ese concepto esta mejor logrado, gracias a la compatibilidad que tiene el formato del CD (que es un material destinado para el sentido de la escucha) y la radio que tiene el mismo objetivo. Buscamos la manera de eslabonar cada canción o al menos las temáticas fundamentales utilizando recursos propios de la Radio Cubana que por demás es la más antigua de América Latina y el medio de difusión de mayor calidad en nuestro país. Creo que logramos que nuestro público reconozca ese concepto desde el principio y he ahí donde radica una de las virtudes del material en cuestión. Internacionalmente, intentamos que sea atractivo por las temáticas y porque formalmente es una ventana al ambiente sonoro que se vive en el éter que impera en nuestra cultura."

Están diciendo que este disco es el comienzo de una época nueva para Buena Fe. ¿Qué ha pasado o sea qué les empujó a hacer este cambio ahora?

"Al menos en el arte, que es una eterna aventura de búsqueda y una comunicación con el infinito, quien no se reinventa, no se renueva, no rompe las amarras que te atan a “territorio seguro”, quien no se arriesga a lo ignoto, sencillamente está condenado a repetirse, a estancarse y casi siempre a desaparecer. El disco Dial abre un nuevo ciclo creativo, intenta experimentar y creo que logra ser distinto sin que por ello se descaracterice Buena fe. Lo vemos como una evolución, un viaje hacia otras zonas creativas."

Después de tanto éxito ¿estuvieron nerviosos que un cambio podría alejar a algunos fans?

"Nuestro concepto de éxito no está marcado por los cánones del mercado. De ser así ya nos hubiéramos ido de Cuba a fin de ubicarnos del otro lado del Bloqueo económico y de esa manera tratar de ser más visibles para los grandes mercaderes de la musica. Nuestra concepción del éxito que cada canción logre tener las herramientas de locomoción necesarias para ubicarse en el alma de quien la necesita. Sean muchos, pocos o incluso una sola persona. Nuestras canciones no están hechas con doble sentido -como aseguran algunos que han tratado de abrazar nuestro trabajo en sentido estrecho- sino que tienen cientos de sentidos. Todos los que cada cual pueda imaginar, pueda sentir. Entonces la preocupación es por lograr comunicarnos y sentíamos que este disco era muy extravertido formalmente. No. No hubo temor al cambio."

Siempre has dicho que la música de Buena Fe es ecléctica y ahora estamos hablando de los cambios en “Dial” pero entonces ¿qué es el sello de Buena Fe?

"El estilo de Buena fe es esencialmente la defensa de la canción de autor. Lo que pasa es que generalmente esto se ha hecho identificando al autor como un trovador acompañado de su guitarra, o un piano-man. En nuestro caso se trata de la canción arropada por muchas manos. Aunque la autoría de los temas corre a mi cargo, los arreglos, las temáticas son sugeridas y tienen una amplia participación del resto de los muchachos que nos acompañan. Siempre hemos dicho que Buena fe, más que un dúo o una Banda, es un proyecto abierto al que pueden insertarse otros músicos ocasionalmente y hasta otros cultores de manifestaciones diversas (danza, artes plásticas, cine, teatro) según requiera la canción. Por eso el eclecticismo no es inorgánico en nuestro caso, sino parte consustancial de la propuesta musical."

Siendo tan populares lleva el riesgo de que la gente suponga que conoce a ustedes simplemente por su interpretación de las letras de las canciones, o sea, hay un peligro en ser “la voz de una generación”.  Eventos recientes como la entrevista en CNN hace exactamente un mes y el viaje a Venezuela la semana pasada con las reacciones de algunas personas me pone a pensar en dos canciones de “Dial”: “Buena hembra, mala sangre” y “Papel en blanco”. ¿Puedes contarnos un poco sobre los orígenes de estos temas?

"Vivir, crear y participar activamente en la realidad Cubana supone, lo quieras o no, estar envuelto en toda la mística benévola o el prisma sesgado e incompleto con que se ve mi país más allá de sus fronteras. Para algunos vivimos una sociedad modélica de afectos y humanidades ajeno del estilo de vida consumista a ultranza del hemisferio norte y para otros, somos víctimas de una dictadura horrible que mutila  toda noción de libertad. Y no somos ni una cosa ni la otra. Esa realidad mediática nos perseguirá siempre. Entonces no vale la pena andarse escondiendo. Asumimos lo complicado de la política, pero dejamos claro que no somos más que músicos que intentan hacer arte desde este rincón del mundo donde a pesar de todas las dificultades, tan bien se está. Nuestra posición es de exigir respeto a la soberanía de mi país, rechazo a la injerencia extranjera en nuestros asuntos internos y de total apoyo a la integración latinoamericana. Después de eso, queda claro el compromiso con una sociedad que requiere mejoramiento y nuestro canto intenta poner ideas en circulación a fin de crecer en todo lo que nos pueda hacer mejores como cubanos."

¿Qué quieres que los oyentes se lleven después de escuchar “Dial”?

"Lo que sean capaz de imaginar y de sentir. Parafraseando a José Martí: es tan poeta el que escribe como el que arranca belleza de lo leído, en nuestro caso, de los escuchado."

Los discos de Buena Fe siempre están obras lindas de artes plásticas también. La carátula de “Dial” es muy hermosa. ¿Cómo funciona? ¿Ustedes toman mucho control en eso o lo dejan a los artistas/creativos a proponer algo?

"Desde el disco Arsenal, nos dimos cuenta que no era necesario tomar como referente nuestra imagen para defender el trabajo. Más bien, la sumatoria de cuotas de arte podría resumir mejor el contenido de cada producción. Desde entonces ya es tradición que un artista de la plástica cubana se encargue de todo lo referido a la visualidad de cada soporte. Dejamos al artista crear libremente. Hasta ahora siempre ha sido excelente el trabajo de cada uno. En Dial, estuvo a cargo de Jesús Lara y el resultado es exquisito."

Aunque parece extraño tengo que preguntar sobre la pica invertida que es el símbolo de Buena Fe. ¿Por qué y cuándo empezaron utilizar este símbolo?

"El logo de Buena fe salió casi de casualidad. En 2001, después de grabado nuestro primer CD “Déjame entrar”, el diseñador Tomás Miña ideo una portada que nos gustaba en cuanto a concepto pero que, por otro lado, abría espacio para una interpretación incorrecta de la relación de hermandad que establecemos Yoel y yo. Fue entonces que apareció la idea de la Pica invertida y al buscar los significados no podía ser mejor. Lo mismo es una espada para luchar contra los demonios, que un corazón que pende de un hilo. La verdad es que nos ha funcionado muy bien durante estos años."

Y para que nuestros lectores puedan conocer a ustedes un poco más, cuéntanos de tres acontecimientos principales de su vida que te han formado a ser la persona que eres hoy.

"En mi caso (Israel), haber nacido de padres como los que tengo. Buenos, nobles, trabajadores y eternamente amorosos pero severos ante los disloques. Después haber estudiado la universidad en una academia militar que pulió mis desordenes internos, me volví martiano, me doto de paciencia, constancia y un espíritu perfeccionista de superación. Y por último haberme encontrado con Yoel y continuar más amigos que antes, más hermanos que siempre."

"En mi caso (Yoel), venir de una familia de extensa tradición musical, mi papá, mis tíos. Para mí aprender la guitarra fue consustancial con mi vida de niño. Estudiar en la escuela de arte de Guantánamo el nivel medio y después seguir mi formación entre académica (en lo culto) y autodidacta (en lo popular) y por ultimo tropezarme en la vida con Israel. Juntos somos mucho, separados somos poco."

martes, 06 enero 2015, 08:43 pm