Indice - Table of contents

Lo Nuevo[hide]

Musicos: Richard Ortega López
Fotos: Tom Ehrlich : Con Tumbao 6-18-22
Reportes: From The St... : Cubadisco 2...
Grupos: Changüí de Gua... : Músicos - Members
Grupos: Changüí de Gua... : Videos
Fotos: Tom Ehrlich : Berkeley-2022
Fotos: Tom Ehrlich : Berkeley 2022
Grupos: Pupy y los que Son Son
Grupos: Emilio Frias "El... : Discography
Grupos: Emilio Frias "El... : Músicos - Members
Giras: Emilio Frias "El Niño" y La Ve...
Grupos: NG La Banda : Músicos
Fotos: Tom Ehrlich : Interview with Carlos...
Grupos: Klímax : Fiesta del Tambor - 2...
Grupos: Klímax : Fiesta del Tambor 202...

Fotos Del Día [hide]

cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana
All

SpanishEnglishPt. 3 - Song by Song - 1. Tema introducción

Tema introducción
Autor: David Calzado

[aquí para la letra y análisis de formato]
[aquí para la canción completa]

Charanguero Mayor echa de sí sus bases estructurales con «Tema Introducción» -- 75 segundos de timba despedazadora que alcanzan una velocidad de 112 negras por minuto. Por lo menos a un nivel superficial, como algunas de las canciones del disco, este tema es parte de la divertida «guerra» de palabras hostiles que intercambiarían la nueva Charanga Habanera de David Calzado y la Charanga Forever. Esta era en muchos casos una guerra en broma, como dos púgiles injuriándose antes del combate buscando crear publicidad, pero existía también un cierto grado de animosidad real, no tanto entre los nuevos músicos, pero entre Calzado y los charangueros originales.

Este ejemplar parece ser la respuesta a «Somos la Charanga» de La Forever, sin mucho analizar, su mejor canción y una de las mejores canciones de la timba en general. Este es un extracto de «Tema Introducción»:

somos La Charanga
la mismísima Charanga
la Charanga que tú conoces
la que siempre te sofocó
[ejemplo de audio 5]

La Charanga Habanera original definitivamente sofocó a todos y «Somos La Charanga», como «Maybe I'm Amazed» de Paul McCartney, es ese tema matador que te hace pensar quizás que la magia puede continuar por siempre... pero ya en el 2002, nos es bastante claro que David Calzado es el gran triunfador de la susodicha guerra musical. Los amotinados originales, que por su parte sí han logrado su éxito de manera individual, han tomado senderos separados. La Charanga Forever, que desde el inicio ha sufrido una serie de cambios drásticos de personal a intervalos bastante regulares, produjo un disco y medio, partes que de hecho elucidan cierta lucidez, pero que en global no representan ni una sola obra discográfica completa que pueda batirse con lo demostrado por Calzado y su nueva agrupación. La Charanga Habanera antes de la ruptura posee esa majestuosidad especial no muy distinta a la que evocarían los Beatles en el rock -- esa visión intangible que acaso cuenta con la fuerza de elevar la música pop a niveles de maestría y genialidad. Calzado por poco que ni siquiera canta o toca una nota en los cuatro discos, pero sin su concepción global, su don para combinar ideas y su inclinación al detalle, miembros de su banda anterior sólo han logrado producir un trabajo que se podría considerar maestro -- «Tanto Le Pedí» de González y Lozada. Este disco gozará de un análisis especial en timba.com, claro está, y es el verdadero sucesor de «Tremendo Delirio», pero sin la orientación de Calzado, Lozada no tuvo la disciplina como para continuar al mismo nivel y González simplemente se desineteresó en él y se fue. González hoy reside en Italia, Manuel Arranz en Argentina con Sandier Antes; Pedro Pablo, Michel Maza y Dany Lozada dirigen sus propias agrupaciones. Sombrilla, Vitico y Polledo todavía dicen llamarse Charanga Forever, pero aún la mayoría de los músicos de su «segunda generación» ya han avanzado a otros proyectos. Cucurucho está con Los Van Van, Dariel Tellez con Paulito, y así podríamos continuar indefinidamente. La banda que conocemos como «La Charanga Forever» ha sido tremenda víctima de altibajos y no podemos dejarlo de lado del todo pues sigue siendo de cierto interés en el plano y desarrollo timbero. Sin embargo, en la tarima de enfrente, Calzado nunca mostró decaimiento alguno y se mantuvo firme en su propuesta y concepto. Su nueva agrupación se colocó a la vanguardia de la timba y los discos 5 y 6, producidos por su parte por un grupo totalmente distinto de músicos, representan una continuación sólida y digna de los cuatro trabajos previos que completara Calzado con la Charanga Habanera original.

Cuando la Charanga Forever lanzó «Somos La Charanga» en el 98, el trabajo se presentó como un rival formidable en ojos de David Calzado y «Tema Introducción» es la primera salva de su respuesta categórica:

somos La Habanera
la fiebre que anda
somos Charangueros
de cuerpo y de alma

Solventando la letra yace una pieza musical cautivante, merecedora de nuestra atención minuciosa en el artículo «Conversaciones en Timba».

Lo más llamativo del tema es un bloque admirable y muy complejo que es repetido seis veces. Si has estado siguiendo estos artículos sobre la Charanga Habanera, te habrás topado seguramente con el fenómeno que yo llamo «el juego del dónde empieza el compás». Cuando empecé a utilizar esta frase, tenía muchas dudas de que quizás no se trataba en realidad de un juego, sino de mi mera incapacidad de comprender la complejidad rítmica de las canciones. Mis temores fueron felizmente aplacados durante una correspondencia electrónica que sostuve con el propio JC González, quien, para mi regocijo, admitió haber manipulado las introducciones de muchos temas para crear ambigüedad rítmica en el receptor. Hasta llegó a revelar que aun los músicos mismos frecuentemente se inquietaban cuando traía por primera vez algunos de sus arreglos más complicados al ensayo. «Tema Introducción», sin embargo, lleva esta idea a otro nivel. González, como Piloto, el otro maestro del «¿dónde empieza el compás?», colocaría las ambigüedades al inicio y luego asentaría el ritmo base, pero «Tema» empieza sin rodeos ni confusión. El compás está muy claro y mucho más tarde, al momento de arribar el super bloque, la noción del tiempo de pronto nos es robada. El receptor se ve inmerso en una montaña rusa incontenible, mareándose ante una serie de síncopas extraordinarias, combinadas con un tempo endemoniadamente rápido y una polifonía plurirrítmica.

Para un análisis más a fondo de este tema, recomendamos el artículo: «Conversaciones en Timba», que, a diferencia de nuestros artículos especiales sobre la clave, es lectura ligera, no muy larga, con muchos y excelentes ejemplos de audio que aseguramos serán igualmente fascinantes para aquellos de ustedes que no son músicos empedernidos y aquellos de nosotros que ya estamos totalmente tostados.

La Charanga Habanera intentó varias maneras de integrar esta viñeta de tema en su repertorio de números veloces, pero probablemente la idea más eficaz fue el incorporarla al final de «Charanguéate Mami», compuesta en la misma tonalidad de mi menor. Escucha las guías que utiliza Aned Mota para lograr la transición de un tema a otro. Discúlpanos por el final intempestivo. ¡Fue dónde se nos terminó la cinta! [ejemplo de audio 5b].

martes, 20 marzo 2018, 02:48 am