Archivo

New Stuff[hide]

Photos of the Day [hide]

cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana cuban music, musica cubana
All
New Album from Verny Varela y La Tropa - La Rumba No Se Acaba - Salsa Dura de Colombia
Música tropical de Cuba y Francia - Rubén Paz y Chéverefusión

Mario "Mayito" Rivera - El Poeta de la Rumba

| Share

Tuesday, 20 August 2013, 04:08 PM

EL SON vs LA TIMBA

martes 13 agosto 2013

Mayito Rivera photo by Tom Bauer

El titulo de por sí, intenta establecer una comparación basada en mi humilde experiencia, hoy comprendo mejor y perfectamente claro que el SON es una base fundamental para la vida de un músico Cubano. Fue y es una fortuna, una gran dicha, una suerte tremendamente importante, desde nuestra más temprana juventud, siendo niños, muchos colegas que hoy son grandes músicos cubanos, llamase cantantes de música cubana, o instrumentistas en general, todos o casi todos, tuvimos un comienzo, y por lo general para nuestra suerte, este comienzo fue el SON. Repito, estoy refiriéndome a los músicos que ejercemos, o que incursionamos dentro de este género - la música popular bailable. Todos tenemos una historia que contar de nuestra niñez, de nuestros primeros pasos. Seguramente muchos tendremos que recordar aquellos primeros grupitos (en el mejor sentido)…nuestras primeras formaciones musicales, de la etapa más joven. Estoy seguro que casi todos tuvimos - afortunadamente - esta experiencia cantando o tocando algún instrumento en grupitos, de cualquier manera, aquellos llamados COMBOS. Los cubanos sabemos que cosa era decir: armamos un combo, tenemos un combo, tenemos un grupito - emocionante sensación, recuerdos inolvidables. Aquello era la etapa más hermosa de todo músico cubano, el comienzo de sueños, ilusiones, esperanzas, y simplemente felicidad.

Dicho esto, vuelvo al punto - EL SON. Bueno señores, me pregunto ¿que hubiera sido de nosotros los que cantamos este género, si no hubiéramos tenido la oportunidad y la suerte de haber comenzado a cantar el son desde muy temprano? Hoy les confieso que ha sido toda una suerte, sobre todo para la generación mía, los que tenemos CUARENTA Y PIAAAA en adelante, tuvimos más suerte. Teníamos la referencia del SON bien cercana y aun latente por aquellos tiempos. Pudimos ver a CARLOS EMBALE, a Miguelito CUNÍ, CHAPPOTÍN, CELESTE MENDOZA, CELINA GONZÁLEZ, JUSTO VEGA, ADOLFO ALFONSO, y hasta a JOSEITO FERNÁNDEZ el rey de la melodía, sin olvidar a LA ARAGÓN, y a BARBARITO DIEZ por solo mencionar a algunos. O sea, nosotros formamos parte de esa generación, eran los años 70 y 80tas, nuestra primera juventud, de esa generación es de la que les hablo, todavía pudimos disfrutar, ver, asumir y reproducir aquella grandeza. No olvido el respeto absoluto que se sentía al verlos en vivo o por la TV. Bebimos y nos alimentamos de toda aquella hermosa y autentica música cubana, de todas las grandes figuras quienes en ese entonces se encontraban mayores de edad, en su total madurez y llenos de experiencia dotados de una experiencia y una originalidad creativa tremenda, y una calidad interpretativa digna de elogiar por los siglos de los siglos. Gracias a ellos tuvimos un camino que transitar. Gracias a ellos, hoy podemos cantar, basados en su enseñanza. Fueron ellos los que nos mostraron el camino, caminos que fueron abiertos y descubiertos, hechos por su propia mano, con voz propia, con sus propias creaciones, por su propio pensamiento, 100% originales, sin copia - sin referentes, esos Grandes nombres, esos y muchos más, grandes cantantes, instrumentistas y compositores que antecedieron todo esto que tenemos hoy. La historia lo ha de recordar por siempre en su gloria - fueron humildes y grandes, Nosotros los que comenzamos en los 70 y los 80tas. Si los conocemos, los recordamos, los admiramos, y les agradecemos.

En cambio lástima que LOS MÚSICOS JÓVENES DE HOY, salvo raras excepciones, no creo sinceramente que lo comprendan y que lo valoren tanto como se merece el asunto. No sé, pero tengo mis dudas. No creo que hoy los jóvenes conozcan mucho lo que se hizo antes, y no me refiero a que no puedan cantar un SON. La cosa es más profunda. Es comprender la esencia y sus secretos, su lenguaje, su sentido, sus variaciones, su cadencia, su armonía, su elegancia y toda su magia. La virtud de cantar o escribir un buen SON se basa en la complejidad que resulta desde su misma humildad y sencillez, su ejecución, su ritmo y lenguaje. Se necesitan muchos ingredientes en un solo plato, descubrirlo es la meta, solo lo lograran quienes lo amen, requisito indispensable, porque quien lo AMA lo comprende y lo cuida con celo. Lograran marcar la diferencia en sus creaciones y en su arte. Todo esto que digo constituye una tarea personal, un reto de cada quien, que con suerte, quizás algunos lo entenderán y asumirán más tarde, pero... más vale tarde que nunca. Eso nos pasa a todos en la vida. Cada músico se desarrolla y aprende según la etapa que les toca vivir pero aun siendo así, seguirá siendo LA tarea pendiente. No hay justificación ninguna que impida el aprendizaje, la investigación y la superación personal, la búsqueda en función del conocimiento, beber de lo fuente pura y mas autentico de nuestras mejores tradiciones.

Yo, quien por muchos años he cantado la llamada TIMBA, además de diversos géneros musicales, les puedo decir con toda seguridad, basado en mi humilde experiencia, que aquel SON, el de antes, el tradicional de CARLOS EMBALE con el Septeto Nacional, ese SON de CHAPPOTÍN, y CUNÍ y de todos aquellos grandes cantantes...reitero y reafirmo a todos ustedes que ese SON es el MÁS DIFÍCIL DE INTERPRETAR, muchísimo más difícil de CANTAR que la TIMBA. De todos los géneros de la música cubana bailable, es el más connotado a nivel universal, mil veces más serio, mil veces más lírico, mil veces más bello, mejor en todos los sentidos, estéticamente y en contenido, porque lleva dentro de su morfología, mucha más exigencia interpretativa de todos sus componentes, comenzando desde la canción en sí, el tema, por lo general cargado de belleza lírica y melódica en la cual la responsabilidad del intérprete, era determinante. Por eso fueron trascendentales, porque hacían gala de sus interpretaciones, vocalmente dotados, preparados cada día para llevar aquella canción al corazón de la gente. En otras palabras quiero decir que ANTES...SI SE CANTABA, AQUELLOS…SÍ ERAN CANTANTES...sin tanta tecnología ni recursos, la ejecución limpia de cada instrumentista, perfecta y armoniosa, con pequeños formatos musicales casi siempre, para todo aquel que piense lo contrario…en cambio hoy LA TIMBA lleva como mínimo 15 músicos en la tarima, 4 cantantes y el resto...y de mas esta decir las barbaridades, la vulgaridad que existe y la poca exigencia y nivel musical y cultural de muchísimos cantantes. En mi criterio y me incluyo...la palabra cantante nos queda bastante grande comparados con aquellos maestros. Da pena saber que HOY en la TIMBA puedes triunfar con una cara bonita y otros quienes tan solo diciendo…ARRIBA LAS MANOS...o mamita rica mueve la cintura ...y un tumbao en el piano...pueden llegar a ser hasta famosos...hasta ricos.

Mi intensión de hoy es despertar la opinión y brindarles un punto de vista que casi no se toca. Se necesita vivirlo en carne propia, subido en la tarima muchos años, dando el corazón y defendiendo las raíces. El SON es capaz de mover multitudes, y llegar más profundo al corazón del bailador o el espectador, o simplemente el SON es más a fin cuando se trata del placer de escuchar MÚSICA CUBANA - incluso imaginando cualquier remoto lugar del mundo. Si decides invitar a tu chica a bailar, si dices, mi amor...esta noche vamos bailar, no la llevas a bailar TIMBA. Te sugiero jamás cometas ese error. No es lo apropiado para la ocasión. La llevas a bailar un rico y sabroso SON, sin duda sentirás una emoción diferente, bailarás pausadamente dentro de una cadencia sin igual. Te adaptaras rápido, mirando bailar a la gente en el salón, comprenderás el valor de la cubanía, y sentirás orgullo de tu tierra. Sin duda harás que esa doncella a quien invitaste a salir a bailar, esa misma noche después del baile, caiga rendida en tus brazos...jaaa gracias al SON. Lo veo cada noche, te habla la experiencia, no dudes de mi...te lo aseguro.

No se confundan, ni minimicen a los que cantan el SON...esos son VERDADEROS CANTANTES. Es requisito y condición vital estar 100% ready para la interpretación, en cada concierto, la elegancia al vestir, la elegancia del canto, los soneos, la magia que envuelve su ritmatica, y la proyección escénica se concentra en el sonero que CANTA de arriba hasta abajo todo el tema, sin pausa, sin inventos, sin mentiras, afinado y seguro...contenido y forma  todo perfecto, brillante.
En cambio se los digo yo...en la TIMBA...con el corito y el tumbao de piano...más, unos buenos mambos de metales...SE RESUELVE EL PROBLEMA...si le pones una coreografía delante, será un éxito seguro y en el mejor de los casos, qué bueno que pudieras tener la capacidad de estar AFINADO.

Se ven horrores. Me duele decirlo pero es la verdad, no les importa mucho a los directores, hasta yo lo hice varias veces, pero con una pequeña diferencia...LO SABÍA…jaaa.

Para muchos de ellos...
Hoy NO HACE FALTA CANTAR
HACE FALTA PEGAR

jaaa ...yo seguiré cantando...siempre lo intentaré.

Me despido diciendo…

Desde el SON hemos venido
Siempre al SON REGRESAREMOS...
          Mayito Rivera

EL SON ES LO MAS SUBLIME
para el alma divertir
se debiera de morir
quien por bueno no lo estime…
          Ignacio Piñiero…



You must login to post a comment.