SpanishEnglishClave Changes Track by Track - Para el llanto

6) Para el Llanto — Nuestro resumen de Love Fever profundiza mucho en este tema. En esta ocasión sólo describiremos la estructura de la clave. Como de costumbre, empieza en primera marcha, en clave 2:3. Hacia el final del chorale (véase el resumen del disco), a 0:48, la campana sube a «segunda». Luego de una serie de bloques terminamos en tercera marcha a 1:05, todavía en 2:3. El primer cambio de clave se produce a 1:47 cuando el mambo se anticipa dos tiempos, en la mitad del «3», y nos coloca en clave 3:2 utilizando el estilo «New York».

El ingenio de los coros en este tema hacen de ellos un buen lugar para sacar a la luz la relación entre coros y clave, que tradicionalmente ha sido muy importante. En una gran cantidad de salsa y son del pasado, muchos si no todos los acentos de los coros caen con precisión sobre las notas de la clave. En timba, donde se valora con intensidad la originalidad y los ganchos de cada coro, la relación es mucho menos evidente, pero aún está ahí. Echémosle un vistazo a los primeros dos coros de «Para el Llanto». El primero está en la clave del 2:3 y el segundo en 3:2, pero nota la inteligencia de su construcción, permitiendo que «para tanto» caiga precisamente en la mitad débil de la clave. En el segundo coro, la frase «y que te quedes» es repetide dos veces para empujar estas sílabas, dejando que el ritmo natural del idioma coincida con la clave.

Para aclararlo, las sílabas subrayadas y en negrilla son las que caen directamente sobre los toques de la clave. Si todo esto te parece algo complicado, sólo aplaude la clave mientras escuchas la grabación y notarás que el «ra» y el «tan» siempre coinciden con las dos notas de la mitad débil.

coro 1 (2:3): (en este caso el «qui» es la segunda nota de la mitad débil, el «llan» y el «no es» son la segunda y tercera nota de la mitad fuerte y «ra» y «tan» son las dos notas de la mitad débil)

y que te quedes tranquila y para el llanto que no es para tanto [ejemplo de audio 29]

00000000000000|0000
00x0|0000|x0x0|x000
0x0x|0x0x|xxxx|xxxx
(las notas subrayadas coinciden con la clave)

coro 2 (3:2): (en este caso el «ti» es la segunda nota de la mitad fuerte, «tran» la segunda nota de la mitad fuerte de la clave siguiente, «que» «que» son las dos notas de la mitad débil, «te» es la tercera nota de la mitad fuerte, «qui» la segunda nota de la mitad débil, el «llan» y «es» son las notas 2 y 3 de la mitad fuerte y el «ra» y «tan» son las dos notas de la mitad débil.

no me mortifiques más déjame tranquilo ya y que te quedes

y que te quedes tranquila y para el llanto que no es para tanto [ejemplo de audio 30]

00000000000000
|xxx0

x000|000x|xxxx|xxx0
x000|000x|x000|0x0x
xxxx|x000|00x0|0000
x0x0|x000|0x0x|0x00

Otra relación interesante se produce en el cuarto coro, a 4:00, «échate pa’llá, déjame tranquilo…»... seguimos en 3:2 y las tumbadoras están tocando los tonos abiertos corrientes en su tambor grave, sobre la mitad fuerte. Nótese que «pa'lla» coincide con los dos tonos graves de esta tumbadora.

En resumen, «Para el Llanto» obedece las reglas del estilo «New York» para cambiar de clave. Empieza en 2:3, deja dos tiempos colgando para invertir a la clave del 3:2 y permanece ahí hasta el final de la canción.

miércoles, 23 marzo 2011, 03:31 am